lunes, 1 de junio de 2020

El perro en la cama: lo que habla en contra

No hay duda: el perro es y seguirá siendo el mejor amigo del hombre. Al menos durante el día agradecemos su compañía. Pero cuando se trata de abrazar por la noche, las opiniones difieren.

Algunos no pueden prescindir de su amado ni siquiera mientras duermen. Los demás declaran que su dormitorio es estrictamente una zona libre de perros. ¿Pero ahora que? ¿Puede tu perro irse a la cama contigo?

El perro en la cama

Contras 1: el riesgo de enfermedad

¿Has oído hablar de zoonosis antes? ¿Suena desalentador? Las enfermedades infecciosas que los animales transmiten a los humanos se esconden detrás del término abstracto. Y no son pocas. Los expertos asumen que hay 200 enfermedades zoonóticas diferentes.

Pero no te preocupes: tu mejor amigo peludo no puede contagiarte de enfermedades aterradoras como la fiebre aftosa, el ébola o la viruela del mono. No obstante, se recomienda precaución en el curso de abrazos nocturnos. Incluso la mascota más limpia trae muchos peligros a su dormitorio. A los parásitos como pulgas, gusanos o garrapatas les encanta ponerse cómodos con su pelaje. Y estos traen riesgos para la salud en la casa.

De las alergias a la enfermedad de Lyme

Uno de los mayores peligros invisibles es la enfermedad de Lyme. Por lo general, la picadura de una garrapata está detrás de la enfermedad. Si tiene suerte, ni siquiera notará la enfermedad de Lyme. Pero no siempre es así: a veces la enfermedad también trae enrojecimiento de la piel, hinchazón, fiebre, dolores musculares y articulares o incluso parálisis.

Las alergias también son posibles debido al contacto cercano. Si se despierta por la mañana con ardor o picazón en los ojos, secreción nasal y dificultad para respirar, esto podría deberse a su compañero de sueño esponjoso.

Contras # 2 - higiene

Para los perros, la naturaleza es un gran parque de aventuras. Los prados y los campos se transforman en pistas de carreras. Las calles y veredas también. Los bosques se convierten en cofres del tesoro ilimitados. Los lagos y ríos son la piscina perfecta para refrescarse. Pero los viajes de exploración extendidos también dejan su huella. La piel y las patas se llevan a casa recuerdos sucios y al colchón.

De la hierba a los excrementos

Si te despiertas junto a tu amigo peludo a la mañana siguiente, experimentarás una desagradable sorpresa: toda la ropa de cama está llena de pelo y suciedad. Restos de tierra, agujas de pino y hierba ensucian la sábana. En poco tiempo, la ropa de cama termina en la lavadora. A la mañana siguiente, se le presenta la misma visión desoladora: nuevamente, un caso para la lavadora. ¿Vale la pena el esfuerzo de los abrazos nocturnos?

Pero tu perro no solo deja suciedad y pelo. Las heces y los residuos de orina también se mezclan con él. Las sorpresas desagradables se acumulan, especialmente con las mascotas mayores. A menudo, ya no tienen la vejiga bajo control.

Contras # 3 - el descanso nocturno

Un Bello roncando, un Tomi nocturno o un Bruno que respira con dificultad pueden privarlo fácilmente del sueño. A veces, el querido vagabundea en un sueño. A veces te añora y se acomoda en tu estómago. A veces no tiene bajo control su nivel de ruido nocturno.

Mamá y papá que duermen ligeramente son los más afectados. Se despiertan al menor ruido o movimiento. Este es el comienzo de una larga noche de insomnio.

Contras # 4 - la clasificación incorrecta

Puede que seas el mejor amigo de tu perro, pero no su compañero canino. Te paras por encima de él y estableces el tono, idealmente. Pero si tu querida mullida viene a ti por la noche, eso puede cambiar repentinamente. De repente, el animal se ve a la altura de los ojos de los humanos. Poco a poco te va perdiendo el respeto, en el peor de los casos ya no te obedece. Los comandos como "sentarse" o "traer" lo dejan frío.

¿Dónde está el socio?

A menudo no hay lugar para otras personas, especialmente no para la pareja. Su perro lo ve como un competidor al que quiere hacerle la vida difícil. En el peor de los casos, desarrolla una agresión contra el "alborotador" que está junto a tu cama. Con gruñidos, ladridos e incluso mordiscos, intenta sacar al intruso. A pesar de esto, le gusta sitiar la mitad del colchón por sí mismo.

Contras # 5 - cuando el perro se vuelve humano

Algunos favoritos se sirven comidas gourmet de la tienda de delicatessen en un plato para perros. Algunos tienen su propia colección de moda, desde impermeables hasta trajes de primavera aireados. Algunos incluso tienen su propia habitación para niños pequeños o para perros con muchos juguetes. No es de extrañar que muchas amantes olviden que están tratando con un animal.

Por otro lado también existen buenas razones para dormir con el perro en la cama

Límites claros en lugar de humanización

Los psicólogos llaman a este fenómeno "humanización" . El perro pierde su estatus de mascota. Se convierte en un sustituto de un hijo o pareja. Así que no hace falta decir que puede dormir junto a su dueño.

El psicólogo Rainer Wohlfarth, miembro de la junta de la Sociedad Europea de Terapia Asistida por Animales, advierte contra la humanización del perro. "Si vemos a nuestro animal cada vez más como un ser humano y lo tratamos de esa manera, demuestra que tenemos un amor malsano por los animales". El experto recomienda límites espaciales claros entre humanos y perros. Tu mejor amigo no tiene por qué estar en el colchón, en el mejor de los casos, en la canasta para perros junto a él.


Mas Artículos

            
+54 11 3732 9172 / ☎ +54 11 6991 5721           
Contáctese con nosotros para conocer los ejemplares que tenemos para ofrecerle.